Radiolatitudsur Noticias

Información, novedades,

La importancia de la simplificación tributaria

ENTREVISTA AL DR ENZO A GRILLO

  por Juan Szymankiewicz

“La simplificación debe efectuarse con la intención de lograr la eficiencia de la administración a un costo que sea razonable”, manifesto el Dr Enzo A Grillo,Subdirector General de Relaciones Interjurisdiccionales de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en una entrevista realizada por Juan Szymankiewicz. 

Click para Nota Completa 

¿Nuestro actual sistema tributario argentino tiene las características de ser contradictorio y complejo Dr. Grillo?

Si, efectivamente es debido fundamentalmente a la multiplicidad de la normativa existente.
La simplificación debe efectuarse con la intención de lograr la eficiencia de la administración a un costo que sea razonable.

En nuestro país la falta de simplicidad del sistema se deriva de los períodos de alta inflación y de la necesidad imperiosa de percibir los ingresos tributarios sin una previa sistematización logrando a lo sumo un aumento momentáneo de la recaudación de los impuestos. Ello debido a que el gobierno debe enfrentar el déficit fiscal, la necesidad de prestar debidamente los servicios públicos y cumplimentar las metas con el FMI.

De allí que de la eficiencia y la efectividad del Sistema Tributario dependan exigencias importantes del país.

Una de las graves fallas que se detectan en el sistema tributario argentino que contribuyen a darle mayor complejidad es la falta de un eficaz control sobre las retenciones y percepciones, ello debido a las altas tasas de evasión que se generan en situaciones originadas por la economía subterránea.

La complejidad de la normativa aplicable está dada en muchos casos por la multiplicidad de normas que rigen un mismo hecho imponible, exenciones, regímenes de promoción, planes de facilidades de pago, presentaciones espontáneas, moratorias, exceso de formularios que estimulan y premian el incumplimiento favoreciendo la pérdida de la conciencia tributaria en la sociedad.

¿Otro de los problemas que se detectan en el sistema es que existen normas y resoluciones excesivamente reglamentadas y otras que necesitarían ser reglamentadas?

Si, claro la proliferación de la normativa tributaria perjudica a la administración impidiendo la aplicación al caso concreto de la norma correspondiente.

También existe un gran número de resoluciones dictadas por la administración con excesivo rigor y con una serie de obligaciones al contribuyente que desvirtúan el espíritu de la ley.

Otro de los ítems a tener en cuenta es el gran número de tributos. Consideramos que deben unificarse los impuestos en atención a la capacidad económica del contribuyente y su patrimonio. Asimismo, la carencia de un sistema rápido a los fines de solucionar situaciones como devoluciones de pagos en exceso, pedidos de exención, etc., también entorpecen la intención de simplificar el sistema.

Existe en nuestro regímen una falta de incentivo al cumplimiento espontáneo ya que no existe un adecuado regímen de premios para el consumidor. Se ha estudiado la posibilidad de la emisión de un certificado de buena conducta fiscal que sería exigido para efectuar operaciones comerciales, bancarias y financieras.

Otro de los elementos que contribuyen a la complejidad del sistema está dada por la conducta del agente económico a través de su comportamiento evasivo.

Dr. Grillo, ¿que propone usted como experto en el tema?

Un elemento que favorecería a la simplificación es aceptar el cumplimiento espontáneo del contribuyente en atención a su disponibilidad económica.

Mejorar los sistemas informáticos de la DGI-AFIP lograría una mayor simplificación al agilizar el sistema. Así se ha logrado que las declaraciones juradas de IVA, ganancias, impuestos al trabajo y bienes personales se efectúen por diskette y en formularios de Código de Barras. Se propone establecer la descentralización del sistema informático de la oficina Central de la DGI-AFIP a las regiones y agencias.

Ha de tenerse presente que la simplicidad es un aspecto más que tendría que lograr todo sistema tributario por lo que no deberían descuidarse otros aspectos fundamentales.

Hay dos principios que se deben respetar: la continuidad y la estabilidad de las normas, contribuyendo a la simplicidad del sistema al poder los contribuyentes preveer sus erogaciones y desde el punto de vista jurisdiccional favorecer a la formación de una jurisprudencia sobre determinados temas.

Los objetivos antes apuntados no se lograrán a través del aumento de la estructura burocrática sino más bien con la adopción de políticas efectivas de control en la creación y aplicación de las leyes, decretos y resoluciones.

De allí que se hace necesario que la propia Administración Tributaria efectúe una evaluación de los actuales procedimientos y normativa a fin de proponer pautas tendientes a la simplificación del sistema.

El CIAT ha elaborado un Sistema de Información Tributaria tendiente a simplificar la administración de los impuestos. El sistema se estructura fundamentalmente en un Registro de Contribuyentes, de una cuenta corriente y de una base de datos, ello respaldado con un soporte informático y un sistema jurídico que estimule el cumplimiento del responsable, incluyendo sanciones adecuadas a las infracciones cometidas.

La tendencia es aplicar el sistema a un número reducido de contribuyentes e ir ampliándolo al resto de los mismos paulatinamente de acuerdo a los resultados.
La simplificación tributaria adquiere hoy particular relevancia en atención a la integración de los países del Mercosur, ¿que pasos se deben dar?

Se debe lograr una armonización entre la legislación de los países que lo conforman. Para disminuir las normas que en muchos casos se contradicen entre sí se aconseja la codificación lográndose una verdadera sistematización.

La armonización debe contribuir a la integración respetando en tanto y en cuanto no se contradiga con la legislación de los países miembros el sistema tributario de cada uno de ellos. De allí que deban compatibilizarse las legislaciones a fin de no generar distintos tratamientos tributarios, por ejemplo, en el ingreso y egreso de bienes en los países miembros.

Debe desecharse, por impracticable, una armonización en el ámbito del Mercosur tendiente a uniformar criterios y niveles de cargas impositivas de los países miembros (igualar legislaciones en todos sus aspectos: tributos, tasas, determinación de bases imponibles, criterios de aplicación e incluso, la eficiencia de la administración).

En tal sentido debe considerarse que, luego de varias décadas de funcionamiento, la Comunidad Económica Europea, en su Sexta Directiva, establece un sistema común de impuesto al valor agregado, con normas obligatorias para los países miembros, fuera de las cuales cada uno de ellos conserva las suyas propias.

La integración regional traerá como consecuencia una serie de situaciones nuevas desde el punto de vista impositivo, lo que obligará la formación de un sistema supranacional, el cual también deberá ser simplificado a fin de permitir su aplicación.
Juan Szymankiewicz
Secretario
Vicepresidencia FAM – Federación Argentina de Municipios
E-mail: szymankiewicz@fam-mail.org
Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Fuente:  12 de mayo del 2008.(tiempo pyme)

About these ads

mayo 16, 2008 - Publicado por | Argentina, Interés General, Opinión, Politicas

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: